¿Por qué es importante desparasitar a los niños?

Los parásitos son seres vivos que se alojan en otros organismos para alimentarse de ellos, normalmente son pequeños.



Cabe destacar que los paracitos se adquieren a través de comida contaminada, tierra o en contacto con heces, por lo que es importante extremar precauciones si se come fuera de casa y abstenerse de comer en establecimientos de dudosa higiene y con alimentos mal protegidos.


Una medida eficaz para prevenir el adquirir un parasito es lavarse las manos después de tener contacto con animales y particularmente antes de comer, minimizarán el riesgo de la infección.


Cabe destacar que la manera correcta de eliminar los parásitos del cuerpo es desparasitándose.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda desparasitar a toda la familia al menos dos veces al año, es fundamental que la familia completa siga el tratamiento ya que el desarrollo de parásitos es contagioso de persona a persona.


Dentro de los síntomas que destacan cuando una persona tiene parásitos destaca el cansancio, falta de concentración, dolor e inflamación de estómago, diarrea, estreñimiento, gases estomacales y dolor de cabeza.


En los niños, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que los parásitos causan pérdida de apetito, la falta de atención, así como anemia, y pueden, eventualmente, afectar el desarrollo físico y cognitivo.


Los parásitos más comunes son los helmintos (gusanos o lombrices) y las amebas (elementos microscópicos e imperceptibles). Cada parásito tiene su propio ciclo biológico, por lo que algunos pueden existir en el organismo humano durante años.


Es importante tomar en cuenta que al desparasitarse se debe:

1. Cambiar sábanas, toallas, y ropa de cama.

2. Desinfecte frutas y verduras.

3. Lavarse las manos cada vez que va al baño y antes de preparar o consumir alimentos.

4. Evite tener agua al aire libre.

5. Antes de ingerir carne, asegúrese que esté bien cocida.

6. Limpie y desinfecte toda su casa después de haber tomado el medicamento, ya que los parásitos expulsados dejan sus huevecillos fuera del cuerpo y pueden regresar a su organismo.

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo