Carnosidad en el ojo


La Carnosidad en el ojo tambien llamado Pterigión, es un crecimiento de la capa superficial (conjuntiva) del ojo que se extiende hacia la cornea (parte central del ojo), este crecimiento esta formado por cicatriz, vasos anormales y alteraciones en el colágeno de la conjuntiva.


Las causas de la aparición de este tipo de carnosidades son desconocidas. Sin embargo, los oftalmólogos han llegado a establecer una serie de relaciones o factores de riesgo que predisponen a su aparición.


Los siguientes son los más comunes:

  • Exposición excesiva a la luz ultravioleta

  • Exposición a ambientes con mucha contaminación o polvo.

  • Exposición a productos químicos.

De esta forma, se piensa que algunos de los principales motivos que propician la aparición de este tipo de carnosidades están vinculados a las condiciones ambientales que, especialmente si son muy extremas, pueden llegar a afectar al tejido ocular más externo.

La carnosidad también puede confundirse con enfermedades como el cáncer de superficie ocular, una inflamación de la capa superficial del ojo llamada pingüeculitis y otros procesos cicatrízales en los ojos.

Los síntomas de estas carnosidades son directamente proporcionales al tamaño del problema. Es decir, pueden ser completamente asintomáticas (en el caso de que sean pequeñas), hasta llegar a impedir la visión cuando el pterigión alcanza un tamaño tan grande que llega a tapar la pupila.


Además de que este tipo de carnosidades suelen ser visibles a simple vista, otros de los síntomas que suelen estar asociados a su presencia son los siguientes:

  • Sensación de cuerpo extraño.

  • Enrojecimiento ocular.

  • Dificultades de visión en proporción al tamaño de la carnosidad.

  • Favorecer la aparición de astigmatismo por manifestarse irregularidades en la córnea.

Para mayor información en El Ángel de la Salud llámanos al 512-277-3658

93 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo