Hemorroides, todo lo que tienes que saber

Las hemorroides, también llamadas almorranas, son venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto, similares a las venas varicosas. Las hemorroides pueden desarrollarse dentro del recto (hemorroides internas) o debajo de la piel alrededor del ano.


Cabe destacar que casi Casi tres de cada cuatro adultos tendrán hemorroides de vez en cuando, sin embargo, las hemorroides tienen varias causas de origen, pero a menudo la causa se desconoce.

Es importante mencionar que existen dos tipos de hemorroides:



· Hemorroides internas, que se sitúan dentro del recto del ano y, en ocasiones, crecen hasta sobresalir. Según el prolapso y sus características, se distinguen cuatro grados que van del grado I, de menor tamaño, con sangrado y sin prolapso, al grado IV de mayor tamaño y con prolapso permanente.


· Hemorroides externas, que se desarrollan fuera del ano y se recubren con piel perianal.

Algunos de los síntomas que se presentan de las hemorroides son:


· Sangran en el momento de la defecación o al limpiarse con papel higiénico. Esto se conoce con el término de rectorragia, y es uno de los síntomas más conocidos.


· Parece como si hubiera un bulto, y esto ocurre porque la hemorroide sale o desciende por el recto, lo que se llama prolapso.


· Puede provocar mucorrea, es decir, expulsión de moco o líquido. Nuestro cirujano añade que esto se produce "por irritación de la mucosa hemorroidal que está expuesta".


· Se siente picor o prurito porque la piel se irrita.


· No es frecuente el dolor, sino quegeneralmente se siente una molestia palpitante, ardor en la zona y también escozor. Nuestro doctor nos aclara que "cuando el paciente refiere dolor, habitualmente suele ser debido a una crisis hemorroidal aguda o a otra patología asociada, como la fisura anal, absceso, etcétera".


· Trombosis en hemorroide externa o formación de coágulos en ella. Esto puede causar un gran dolor al principio, durante aproximadamente tres días, que se va aliviando después.


Además, se nota un bulto, de mayor o menor rigidez, y este es de aspecto azulado violáceo.

· Prolapso hemorroidal trombosado, Esto puede suceder porque la hemorroide interna sale por el esfínter, lo que complica el flujo sanguíneo, pudiendo provocar trombos o coágulos dentro de ella.


Para mayor información en El Ángel de la Salud llámanos al 512-277-3658

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo