La importancia de desparasitarse.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda desparasitar a toda la familia al menos dos veces al año, pues el polvo, jugar con mascotas, comer en la calle y no lavarse las manos, se puede contagiar rápidamente a los demás miembros.


Sin embargo, es importante destacar que la familia completa siga el tratamiento ya que el desarrollo de parásitos es contagioso de persona a persona.

En cambio, si se presentas síntomas como diarrea, dolores abdominales y no se siguen las medidas higiénicas a la hora de la elaboración de los alimentos la recomendación es de dos veces al año o con mayor frecuencia.



Cabe destacar que los menores de 5 años y embarazadas deben realizarse un examen previo de heces en un laboratorio de análisis clínico. El pediatra o ginecólogo será el encargado de dar el medicamento y la dosis adecuada en cada caso. Se recomienda no desparasitar por su cuenta si pertenece a uno de estos dos grupos poblacionales.


Entre los síntomas que destacan cuando una persona requiere desparasitarse son cansancio, falta de concentración, dolor e inflamación de estómago, diarrea, estreñimiento, gases estomacales y dolor de cabeza.


Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los parásitos causan pérdida de apetito, la falta de atención, así como anemia, y pueden, eventualmente, afectar el desarrollo físico y cognitivo de los niños.

146 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo